¿Cuándo un vino hay que devolverlo?

¿CUANDO UN VINO HAY QUE DEVOLVERLO?

Ante todo sepamos que con las técnicas actuales de vinificación todos los vinos, salvo raras excepciones, son aceptables.

Eso si, los hay regulares, buenos y excelentes.

Lo importante es que te guste, que lo tomes en buena compañía y quede en tu memoria un recuerdo grato. Algunos incluso se convertirán en tus preferidos.

Lo que queremos en este articulo es explicaros cuando un vino no reúne condiciones aptas para su consumo, porque tenga algún defecto importante que desaconseje su consumo.

Vamos allá con un repaso de los 10 defectos más importantes que puede tener una botella de vino. Nos bastara utilizar nuestro olfato sin necesidad de probarlo.

OLOR A TIERRA HUMEDA

El vino por falta de madurez o excesivo prensado en la vendimia desarrolla un “carácter herbáceo”. Se evita en buena medida evitando el contacto prolongado entre el jugo y el raspón de la uva.

OLOR A MANZANA PODRIDA

Ocurre cuando el vino no esta protegido del oxigeno. Se forma acetaldehído que tapa cualquier otro olor. Producido por la levadura cándida micoderma. Para algunos se puede parecer a la laca de uñas

OLOR A VINAGRE

Producido por las bacterias acéticas cuando están en exceso. Se percibe a partir de 700/800mgrs. Son notas agrias, rancias. El vino pierde grado.

El acido acético en menores cantidades le aporta al vino perfil aromático y es necesario, pero su exceso se convierte en un defecto importante.

OLOR A COLA

Cuando el acido acético se combina con el alcohol forma un ester que es el acetato de etilo, responsable de este olor a cola “scotch”.

Es un defecto grave e irreversible

OLOR A JABON

Ciertas levaduras al vinificar se transforman en sales y dan este olor que recuerda al jabón, a una vela, a parafina.

OLOR A AZUFRE

El responsable es el anhídrido sulfuroso. Son olores de reducción.

Este compuesto se usa en el vino por su poder antibacteriano, bactericida, antioxidante y clarificante, pero su uso requiere la máxima especialización para que no sea ni excesivo ni insuficiente.

OLOR A HUEVO PODRIDO

Es un olor muy desagradable producido por el mal uso de insecticidas o fungicidas en el viñedo o por exceso de SO2 que se transforma en H2S

 

OLOR A COLIFLOR

Ocurre en estados avanzados de reducción. El responsable es el sulfuro de dimetilo.

OLOR A Brett

Producido por la levadura Brettanomyces. Puede estar en las barricas, tanques y tuberías. Hay una sutil línea que separa un pequeño aporte de estas levaduras que algunos consideran bueno con un aporte excesivo que arruina toda una añada.

Es un olor a queso rancio, a sudor, a establo.

OLOR A CORCHO/TAPON

Pueden ser varios los olores provenientes del tronco del alcornoque, pero el que representa el 90% de los defectos del corcho es el conocido como olor a TCA (Tricloroanisol) que es producido por los productos clorados en el lavado del corcho.

Los clorofenoles, que están en los alcornoques, en el agua, en pesticidas e incluso en la atmósfera, son metabolizados por los hongos que los transforman en cloroanisoles Son compuestos muy volátiles que se distribuyen por toda la bodega.

Es un olor a cartón mojado, a moho. No confundirlo con el olor a reducción, a “cerrado” que puede ocurrir al descorchar una botella guardada mucho tiempo y que desaparece con una adecuada aireación.